¿En qué consiste?

El trastorno del orgasmo, o más conocido como anorgasmia,es la incapacidad para llegar al orgasmo aún cuando se está recibiendo la estimulación adecuada,o exista gran deseo sexual y/o las condiciones medioambientales sean las apropiadas para ello.

Según el manual de diagnóstico de trastornos mentales, el trastorno del orgasmo es la ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo después de una fase de excitación normal (tanto en duración como en intensidad). Cuando se habla de anorgasmia, suele tratarse de la de las mujeres, pero puede afectar también a los hombres. Para su diagnóstico debemos tener en cuenta diversos factores como la edad de la paciente, la experiencia sexual y la intensidad y la duración de la estimulación erótica recibida.

Las mujeres presentan una amplia variabilidad en el tipo e intensidad de estimulación que conduce al orgasmo.

Como en las otras disfunciones sexuales también produce malestar psíquico y problemas en las relaciones interpersonales.

En ambos sexos el trastorno puede ser primario cuando la persona nunca ha conseguido el orgasmo, o secundario cuando éste aparece tras un periodo de respuesta normal. Cuando no se consigue alcanzar el orgasmo en determinadas situaciones o condiciones hablamos de anorgasmia situacional (como por ejemplo alcanzar o no el orgasmo según la pareja, o según el método de estimulación utilizado). Un tipo de anorgasmia situacional muy frecuente es la anorgasmia coital en las mujeres, en que éstas son incapaces de conseguir el orgasmo durante el coito, pero lo consiguen con otros tipos de actividad sexual (caricias, estimulación directa del clítoris, masturbación, etc.).

Cuando la mujer aprende a alcanzar el orgasmo, generalmente no pierde esta capacidad a menos que exista una pobre comunicación sexual, un conflicto en la relación,una experiencia traumática, una alteración del ánimo o un trastorno físico.

El trastorno del orgasmo o anorgasmia es la ausencia o retraso del orgasmo,de forma persistente o recurrente, después de una fase de excitación normal.

Es más frecuente en las mujeres, aunque también puede afectar a varones.

El tratamiento más habitual en el caso de las mujeres es un programa de entrenamiento en diferentes pasos y tratamiento psicológico;habitualmente, en los hombres es un tratamiento psicológico individualizado.

¿ Es muy frecuente?

El trastorno del orgasmo es más frecuente en el sexo femenino, con una frecuencia de entre 16%-30% en la población general. En varones supone una frecuencia del 8%. La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales más frecuentes en las mujeres y es el segundo problema sexual por el que consultan ( por detrás de la falta de interés sexual).

¿Qué provoca la anorgasmia femenina?

El orgasmo femenino es un proceso complejo que tiene componentes biológicos, psicológicos y sociales.

Su disfunción se relaciona con el desconocimiento de la propia anatomía y la función genital, en particular,del clítoris y de la eficacia de la estimulación.

La estimulación directa del clítoris y de la zona de alrededor puede dar lugar a un orgasmo sin penetración en la vagina (esto es lo que ocurre con la masturbación).

Las principales causas de anorgasmia son de naturaleza psicógena.

Los motivos que la producen son:

Causas conductuales: la estimulación insuficiente del clítoris (respecto al umbral orgásmico de cada mujer).

Causas psicológicas: los factores más frecuentes son:

– La autovigilancia durante la relación sexual.

– La ansiedad asociada a la expectativa del orgasmo y el intento de controlarlo.

– Sentimientos de culpabilidad (creencias erróneas sobre el derecho de experimentar placer)

– Dudas sobre los sentimientos hacia la pareja.

– La baja autoestima o mala imagen de una misma.

• Otras causas: suceso traumático (abusos sexuales,violación), trastornos del estado de ánimo o una enfermedad médica.

Se han realizado estudios controlados que han demostrado que la capacidad orgásmica no se correlaciona con el tamaño de la vagina o con la fuerza de la musculatura pelviana. En cambio, mujeres que presentan lesiones medulares,reconstrucciones medulares o escisiones de la vulva pueden presentar anorgasmia (pero en este caso estaríamos hablando de un trastorno sexual debido a una enfermedad médica).

• Existen causas fisiológicas como son los cambios hormonales que se producen durante el embarazo,el climaterio o la vejez.

• Puede existir anorgasmia inducida por sustancias o fármacos (como las benzodiacepinas,antidepresivos y antihipertensivos)

¿Cómo se trata en las mujeres?

Existen recomendaciones generales para este trastorno:

• Existe un programa de autoayuda para reducir la ansiedad a la hora del coito, desarrollado por Lo Piccolo y Lobitz (1972), que consiste en asociar la masturbación con la focalización sensorial (entrenamiento en la masturbación). Podemos también asociar ejercicios del músculo pubocoxígeo para mejorar la tonicidad de la musculatura pélvica. Consta de las siguientes fases:

1. Aautoobservación del cuerpo y los genitales.

2. Autoexploración de los genitales.

3. Localización de las áreas más placenteras.

4. Autoestimulación y fantasías eróticas.

5. Masturbación con vibrador.

6. Focalización sensorial no genital.

7. Masturbación en presencia de la pareja.

8. Focalización sensorial genital.

9. Coito.

• Maniobra “del puente” (Kaplan) que consiste en la estimulación concomitante del clítoris con la introducción vaginal. En el momento de la penetración,la misma mujer o la pareja deben estimular de forma simultánea el clítoris. Debe retrasarse el momento de la penetración hasta que la mujer presente una elevada excitación, entonces se da fin a la estimulación del clítoris para alcanzar el orgasmo sin necesidad de esta estimulación.

Dejar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.