Y han pasado 10 años…

En estos días, mi Gabinete cumple su décimo aniversario ¡10 años ya! ¡Han pasado tan rápido! ¡Han sido tan intensos, tan mágicos, de tanto aprendizaje!

Mirando hacia atrás, nos recuerdo a mediados de 2008, buscando un lugar para abrir el Gabinete. Y, un conocido, nos habló del espacio donde hoy seguimos. Dijo: “te gustará mucho”. Pero, se equivocó; no me gustó, me encantó. Una consulta no muy grande, con un enorme ventanal de unos cuatro metros de longitud, con una impresionante vista sobre una Badalona, dividida en dos mitades, por una autopista, que conduce a la cosmopolita Barcelona. Delante, un espacio parecido al de un campo de fútbol, de hierba verde, donde hace unos treinta años había una fábrica.

Me había enamorado y dejé ir un “¡qué vista!” La propietaria dijo: “pero no durará mucho porque, en unos meses, aquí delante (dónde el campo de hierba) van a construir el Corte Inglés”. De eso hace 10 años, y aún no lo han construido. Mi maravillosa vista sigue allí.

Realmente, impresiona el primer día cuando sabes que tienes pacientes en la agenda. Mis primeros pacientes fueron lo que, mis alumnos de Practicum posteriores, llamaron “cañeros”. Fueron pacientes, especialmente, procedentes del propio barrio que, en aquellos momentos, estaba socioeconómicamente deprimido y que encontraron en el Gabinete a la “psicóloga del Coll i Pujol”, de manera, que no hubo nada mejor que lo que se iban diciendo unos a otros.

En estos 10 años, muchas historias se han ido entretejiendo. Infinidad de momentos han tocado, para siempre, mi alma y no se van a borrar. Si tuviera que destacar alguno, no creo que pudiera pero existen aquellos momentos que te cortan el aliento como aquella llamada, de aquel mediodía, tuya, llorando porque nadie te ayudaba y sólo pensabas en el suicidio. O aquella tarde soleada, en que te sentaste, y me dijiste: “Hola, vengo a que me cambies la personalidad”. O tú, cuando, llegaste y me dijiste: “Que te quede claro, no creo en ti. Bueno, ni en ti ni en ningún psicólogo. Antes se lo contaría a un amigo” y te respondí: “Ufff! ¡Qué alegría me das! ¡Yo tampoco!” y tantísimos otros más, innumerables, que, ahora mismo se agolpan.

De todos los cientos de pacientes que habéis pasado a lo largo de estos 10 años, me llevo las lágrimas – tanto de tristeza como de risas compartidas – me llevo el buen humor, la actitud positiva, el respeto mutuo, el afecto recíproco, lo mucho que nos habéis enseñado cada minuto. Si estamos donde estamos, es, sin lugar a dudas, gracias a vosotros. No hay suficientes palabras para agradeceros estos 10 años.

Pero, también, han existido momentos difíciles, incluso, muy difíciles. Y momentos de profunda injusticia. Puedo entender que tenéis vuestras motivaciones para hacer lo que hacéis pero sabed – y sabéis quienes sois puesto que no os nombraré – que no os guardo rencor. No dedicaré más espacio ni tiempo a ello.

Y, en 2012 llegó Siquia a mi vida. Desde entonces, soy colaboradora del primer portal de psicología Online y estoy muy orgullosa de ello. Como en cualquier otro trabajo, ha habido momentos complicados pero, en realidad, tengo que darle las gracias a Judith por todo su apoyo y su confianza durante estos años. Gracias, Judith, porque gracias a ti, entré en contacto con muchos medios de comunicación, se amplió mi cartera de pacientes, especialmente, Online, porque siempre estás ahí y, también, porque gracias a ti conocí a Psious.

Efectivamente, a finales de 2012, conocí a Xavier de la que, entonces, se llamaba Phobius. En aquel momento, por una cuestión personal, le dije que esperará al año nuevo. Y, así fue; en Marzo de 2013, Xavier volvió y me convertí en una early adopter para tratamientos psicológicos con Realidad Virtual para Fobias y trastornos de ansiedad. A pesar de, algunas diferencias, os tengo que agradecer que ello me abriera la posibilidad de colaborar con Universidades y que pudiera tratar muchas patologías de una forma más moderna, atrayendo pacientes de otros barrios e, incluso, de otras ciudades.

Por otra parte, tengo que agradecer a la UOC, la UdG y la VIU, la posibilidad de colaborar con ellos como tutora externa de Practicum tanto el I como II del Grado de Psicología y del MUPGS. Tener alumnos en el Gabinete es interesante, gratificante, es un reto, un aprendizaje, es ilusionante. Los comentarios que hacen los alumnos, al acabar las jornadas, me parecen que hablan más que mis palabras: “¡Qué intenso!”, “¡Buff! Muy intenso pero muy feliz”, “¡Qué casos más cañeros!’”

Muchas gracias a TEA por permitirme colaborar con I+D desde hace un par de años. Esta siendo una experiencia muy enriquecedora, a nivel científico, y a nivel personal, también.

Quiero agradecer a los medios de comunicación que siempre han estado ahí y me han pedido opinión sobre los más diversos temas referentes a la psicología, desde medios escritos hasta portales online pasando por radio, son muchas las intervenciones. Habéis sido todos enormemente amables y estoy muy agradecida con todos.

Miles de gracias a mi agencia de comunicación, Nautilus.cat, y, especialmente, a Mireia y a mi hermano Andreu por su enorme paciencia, con mis habituales preguntas sinfín. Muchas gracias porque, gran parte, de nuestro posicionamiento actual es por vuestro trabajo.

Millones de gracias a mi familia entera sin cuyo apoyo en estos 10 años, especialmente en los momentos injustos que tampoco os merecéis, no podría seguir adelante.

Y, probablemente, me dejo a alguien. Lo siento mucho, no es mi intención. Sabed que esté es un agradecimiento global, y todos cabéis.

Obviamente, tengo 10 años más de experiencia. Y, en estos 10 años, lamento no haber empezado mucho pero mucho antes con esta maravillosa travesía. No he perdido un ápice de ganas de trabajar, de luchar, de seguir estudiando – de hecho, estoy a punto de acabar mi quinto Máster – de ayudar, de implicarme hasta el tuétano.

Y, estoy cargada de proyectos, de ilusiones, de cuestiones pendientes que quiero que se conviertan en una realidad. Espero que pueda ser así.

Porque, no hay nada mejor que cuando un paciente te dice “Hace tres meses, no creía que volvería a ser el mismo nunca. Hoy me voy muy feliz”, “¿sabes que tienes magia?” Y, aunque todo sea cuestión de perspectiva, y, en realidad, todo es cuestión de una relación al 50%, yo quiero seguir trabajando así.

Y, de nuevo, sólo repetiros, millones de gracias a todos los pacientes, pasados y presentes, a Siquia, a Psious, a UOC, a UdG, a VIU, a los alumnos de Practicum,  a TEA, a los diversos medios de comunicación y a Nautilus.cat.

¡Para que sigamos otros 10 años juntos!

Dejar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.