Muchas gracias a todos por estos trece años, ¡seguimos!

Nuestro gabinete celebra hoy domingo su decimotercer aniversario. En motivo de la efeméride hemos editado un pequeño vídeo que compartimos en nuestras redes sociales y que hacemos llegar a nuestro pacientes, en el cuál les agradecemos el apoyo que nos brindan día tras día y que nos permite continuar con nuestra labor con el mismo entusiasmo que teníamos cuando empezamos. Hemos recorrido un camino muy largo, en un entorno especialmente difícil para todos en los últimos años. El uso de la tecnología nos permitió seguir en contacto con nuestros pacientes cuando más lo necesitaban, en los momentos más duros del confinamiento domiciliario por la alerta sanitaria causada por el coronavirus y en el momento que fue posible recuperamos la atención presencial, imprescindible en una materia tan sensible como es la terapia psicológica. Agradecer a todos nuestros pacientes, a  sus familiares y a nuestros colaboradores la paciencia y la salvaguarda estricta de los protocolos sanitarios, aunque engorrosos estrictamente necesarios para la salud de todos.

Celebramos que seguimos creciendo en todos los aspectos, que seguimos innovando (fuimos de los pioneros en el uso de la realidad virtual en nuestro campo) y que nos sentimos apreciados y estimados por nuestros pacientes. Nuestro trabajo es mucho más que un trabajo, puesto que nuestra “materia” son las personas, y nuestra responsabilidad es mucha. Nos implicamos en cada caso, puesto que creemos que tenemos un deber ético y moral con la sociedad y con los individuos que la conforman. Este compromiso nos lleva a alertar, una vez más, que la pandemia ha dejado una multitud de secuelas psicológicas tanto a personas que la han sufrido directamente (estando enfermos o perdiendo un ser querido) como indirectamente (por la restricción de movimientos). El caso es especialmente alarmante entre la población joven, que suma a las preocupaciones sobre su porvenir la factura emocional de sentir que le han “robado” una parte de su vida (en algunos casos) o que lo mejor para su protección es mantenerse aislado (en otros).

Debemos redoblar nuestros esfuerzos para estar sumamente atentos a las reacciones de los menores de edad y tratar de entender que si a los adultos nos ha costado recuperar una “cierta normalidad” para muchos jóvenes el impacto ha sido mucho mayor. En un contexto económico presente de gran inestabilidad hemos de ser conscientes que todo es volátil y hemos de ser capaces, ya no de ser resilientes, sino de aprender a capear las olas y fluir con la vida. Cuando necesitéis ayuda nosotros estaremos aquí para ayudaros en los tramos que lo necesitéis. Una vez más mil gracias a todos por hacer este aniversario, y los que vendrán, posibles.

Dejar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.