Cómo es una sesión de terapia infantil

¿Qué es un psicólogo infantil?

Es un psicólogo especialista en Psicología Infanto-Juvenil. Sólo que, en este país, como muchos otros problemas, esté también está sin resolver. Por sorprendente que pueda parecer, no existe oficialmente un reconocimiento de esta especialidad, de la misma manera que la hay con otras. Esperemos que, pronto, esta situación sea solucionada.

Sin embargo, hace poco tiempo se ha reconocido la especialidad de Psiquiatría Infanto-juvenil, lo cual no es suficiente, ya que ni todos los niños que llegan a consulta ni todos los trastornos se deben tratar con fármacos. De hecho, en nuestro Gabinete solemos recomendar – siempre que sea posible – un tratamiento psicoterapéutico por encima del farmacológico aunque, de la misma manera, priorizamos los tratamientos multidisciplinarios.

No obstante, ello no significa que los psicólogos que atendemos a vuestros hijos no estemos especializados en dicho campo; al contrario, suplimos la falta de reconocimiento con mayor formación. Porque, además, la evaluación y la intervención psicológica requieren de un conocimiento profundo no sólo de psicopatología infantil sino, también, de Psicología de la Educación, Psicología evolutiva y Neuropsicología.

¿Qué pasa en las primeras sesiones?

En el momento de la demanda -que, actualmente, se puede hacer por muchas vías; mail, teléfono, whatsapp, Doctoralia…- os diremos que a la primera sesión tenéis que venir los papás, solos, sin el niño,  independientemente que estéis juntos o separados. En esté ultimo caso, si las diferencias son irreconciliables, incluso por el bien de vuestro hijo, se hacen dos primeras sesiones independientes pero con el mismo contenido.

El objetivo principal de esta sesión es que los papás estéis prevenidos acerca del desarrollo de la primera sesión con vuestro hijo, de manera que el niño acuda a la consulta con la menor “contaminación” posible por vuestra parte. También en esta sesión los padres firman la LOPD de su hijo y el consentimiento informado.

El resto de la sesión se utiliza para obtener información acerca del problema actual, desencadenantes, antecedentes, factores de riesgo, entorno familiar, escolar y social, relaciones con sus iguales y con las figuras de autoridad, asignaturas preferidas, notas, ocio, videojuegos, móvil, tablet, incluso, en nuestro Gabinete, también os vamos a preguntar sobre el desarrollo evolutivo de vuestro hijo así como cualquier otra información que pueda ser relevante.

Además os vamos a pedir permiso para ponernos en contacto con el colegio y, en concreto, con el tutor de vuestro hijo para una sesión ,porque nuestra manera de ver al niño es integral, es decir, desde sus principales contextos –casa y escuela– y desde el punto de vista del propio niño.

A partir de la información obtenida en esta primera sesión con los padres, se inicia la primera sesión con vuestro hijo. Primero nos presentamos ya al iros a buscarlo a la sala de espera. De camino a la consulta, es importante que el niño adquiera conciencia de donde están los principales puntos de referencia; la sala de espera donde dejamos a los papás, el baño, y la propia consulta.

El objetivo principal de esta sesión es que el niño sienta que esta en un ambiente cálido, tranquilo y amable; disminuya su ansiedad y se sienta seguro. Por ello es importante explicarle qué va a pasar en esa sesión y en las inmediatas siguientes.

Empezamos preguntando al niño si sabe qué es un psicólogo infantil y, después, porqué cree que esta en nuestra consulta. Muchas veces los padres se llevan una sorpresa y el motivo principal por el cual han traído a su hijo al Centro no lo es para el propio niño, quién puede sentir que tiene cualquier otro problema; especialmente, si los papás – antes de llegar a la primera sesión – no le habéis explicado para que viene. Eso, sin embargo, no implica que no vayamos a explorar tanto uno como el otro problema.

¿Cómo es la evaluación para los niños?

Después de esta primera sesión hacemos las sesiones de evaluación que, como ya he dicho antes, puede ser psicológica, psicopedagógica o neuropsicológica.

Para la evaluación se requieren instrumentos específicos (tests y cuestionarios) según la edad del niño y  su problema. En general se usa una triple vertiente en la evaluación de menores: la perspectiva de cada uno de los padres, del tutor del colegio y del propio niño.

Para realizar la evaluación siempre hay que tener en cuenta que el tiempo de trabajo de los niños no es tan grande como el de los adultos, ya que se cansan más rápidamente. La falta de atención podría producir errores, motivo por lo cual solemos hacer sesiones de evaluación de una sola hora cada una.

¿Qué es la entrevista de devolución?

Tras la evaluación, o al mismo tiempo, y previo permiso tácito de los padres, hay una entrevista con el tutor del colegio del niño para que nos acabe de proporcionar elementos que no hemos objetivado ni con los padres ni con el niño.

Con toda la información recogida, llegamos a la entrevista de devolución que, de nuevo, se realiza con ambos padres y sin la presencia del menor. En dicha entrevista os explicaremos los resultados de los tests y, con ello, la orientación diagnóstica para vuestro hijo, así como os ofrecemos opciones para el tratamiento.

En caso que mostréis vuestro acuerdo tendremos una nueva sesión con el tutor, con la finalidad de planificar la mejor intervención posible. No le facilitaremos los mismos resultados que os hemos mostrado a los padres. En caso necesario, os podemos hacer un informe para que el colegio sepa cuáles son las dificultades de vuestro hijo, especialmente si estas inciden en el rendimiento escolar.

Con todo ello elaboramos un plan de intervención personalizado, el más apropiado para las características personales, escolares y sociales de vuestro hijo, y teniendo en cuenta los resultados de la evaluación psicológica, psicopedagógica o neuropsicológica, según las necesidades.

Y, ¿qué se hace en una intervención?

Depende de la orientación psicológica que use el psicólogo. En nuestro Gabinete, somos cognitivo-conductuales, pero también usamos terapias de tercera generación y, especialmente, la Realidad Virtual.

Durante las primeras sesiones hablamos con vuestro hijo para que sepa que esta en un ambiente de confianza, de calidez y empático; haciéndole saber que todo aquello que diga en la sesión será absolutamente confidencial y no saldrá de la consulta ni de la relación entre el psicólogo y el paciente. Pero, como en todo, hay excepciones; si el niño dice o hace cualquier cosa que haga temer por su propia vida o por la vida de terceras personas.

Según la edad del niño, vamos a utilizar, por ejemplo:

  • Juegos psicoterapéuticos
  • Realidad Virtual
  • Programas de Intervención
  • Inteligencia Emocional

Después de cada sesión, vamos a pedir al paciente que haga algunas tareas sencillas que pueden consistir, por ejemplo, en autorregistros.

Cada cierto número de sesiones vamos a tener una sesión con los padres – de forma conjunta- para que nos den su feedback y, al mismo tiempo, dárselo nosotros pero sin contar nada acerca del contenido confidencial de las conversaciones con vuestro hijo. Además podemos compartir pautas de intervención en casa, recomendaciones para la escuela o cualquier otra cosa que tenga que ver con el proceso psicoterapéutico de vuestro hijo.

¿Cuánto tiempo dura la terapia infantil?

La duración de la terapia es algo que depende de los objetivos que hayamos establecido durante la entrevista de devolución. La mayoría de las veces el psicólogo querrá ver a vuestro hijo una vez a la semana durante varias semanas o meses, según el caso. En cuanto se establezca una mejoría significativa, podremos ir pasando a sesiones quincenales, según lo previsto en el plan de intervención.

El fin de la terapia llega cuando se han alcanzado los objetivos, y, por tanto, vuestro hijo ha experimentado una mejoría clínicamente significativa en todos los contextos, con desaparición de los síntomas que le llevaron a consulta.

 ¿En que os podemos ayudar?

Os podemos ayudar en los siguientes casos:

  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos depresivos
  • Fobias y miedos
  • Trastorno por estrés postraumático
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastornos de conducta
  • TDAH
  • Trastornos de aprendizaje
  • Bullying
  • Duelo
  • Conflictos familiares
  • Enfermedades psicosomáticas
  • Trastornos de excreción

Estamos a vuestra disposición de lunes a viernes de 10 a 13 h y de 15 a 21 h.

Si tenéis cualquier duda, será un placer poderos ayudar en el móvil 687 814 056 o en los mails: dolors.mas@gmail.com o dolors.mas@copc.cat.

Dejar una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.